¿Qué es la Normalidad?

 

Si nos ceñimos al concepto de normalidad que podemos encontrar en un diccionario nos encontraríamos con algo así: Normalidad es la cualidad o condición de normal (que se ajusta a las normas o que se halla en su estado natural). En un sentido general, la normalidad hace referencia a aquel o aquello que se ajusta a valores medios. Y que ocurre con todo aquello que no se encuentra en esos valores medios, ¿es anormal? ¿con qué derecho se le da una connotación negativa?

Cada persona como un ser humano dotado de pensamiento y de acción racional tiene la capacidad de autodeterminación, entonces tiene el derecho a elegir lo que es su condición normal de la vida, que le puede producir el mayor bienestar.

Por tanto cualquier persona, cualquier ser humano, incluso a los que convencionalmente se les define como distintos drogodependientes, discapacitados, enfermos mentales, … etc. Toda persona, como tal, tiene el derecho a elegir libremente, sin ser etiquetado por la sociedad como una desviación, es decir, incapaces de adaptarse a las normas de conducta ética y el medio ambiente de la vida, de acuerdo con un etiquetado negativo. La tarea de la trabajadora o trabajador social es la de apoyar y promover una cultura que acepte la diversidad como una fuente de riqueza.

La normalidad es un concepto fugaz, la norma difiere dependiendo como se mire, pero es crucial que esta observación se haga con respeto a la persona.

Y ahora la cuestión ¿Quién es el normal?

Otros enlaces de interes:

¿Qué te parece esta información? Si te ha gustado esta publicación y no quieres perderte ninguna otra, sigue Trabajo-Social.es a través de Facebook, Twitter o Google +. ¡Si te parece interesante para otros recomiendalo a tus amigos a través de los botones de redes sociales! Gracias.

Post a Comment

1 comentario:

  1. Por tanto, lo normal no puede asimilarse con lo natural... Lo natural (universal e inmutable) no tiene que ver con lo normal (sujeto a convenciones sociales y, por tanto, cambiable...). Debemos hacer el esfuerzo, de respetar los procesos de desviación de "lo normal", al mismo tiempo que trabajamos en "desnaturalizar" lo normal, en pro de posibles cambios en los que los trabajadores sociales, además, tenemos mucho (todo) que decir.

    Patricia

    ResponderEliminar