Relación entre Humor y Racismo

Según mi opinión no es lo mismo "Humor Negro" que humor sobre negros o chistes de negros. Hoy en un grupo de WhatsApp hemos tenido una conversación sobre esto con unos colegas, todo vino a propósito de unos memes del "perro racista", y me hizo recapacitar un poco al respecto. El problema de todo esto viene por que hay gente que no ve la diferencia, y creen que hacer chistes racistas es gracioso y si no ríes los chistes, pueden responder que no tienes humor que no lo entiendes, que eso es "humor negro". 

Este es el Perro Racista de lo Memes que se menciona arriba

La verdad es una equivocación a medias, si nos ceñimos a una definición estándar "El humor negro es un tipo de humor que se ejerce a propósito de cosas que suscitarían, contempladas desde otra perspectiva, piedad, terror, lástima o emociones parecidas. Cuestiona situaciones sociales que generalmente son serias mediante la sátira.

Por tanto los chistes racistas podrían formar parte del humor negro como una categoría, pero habría muchas otras categorías que forman parte, como hablar sobre la muerte, de tragedias, sexismo, y otras tantas cosas, de tal modo que la idea que alguna gente atribuye la palabra "negro" de "humor negro" al racismo, no siempre es acertada.

Ahora bien lo que nos podríamos plantear desde la perspectiva personal es ¿donde esta el limite para el humor negro? de este modo podríamos fijar 2 maneras de plantearlo, la primera sería el limite que nosotros mismos nos ponemos a nuestro umbral para el humor negro y eso sólo lo determina cada uno. Luego el otro sería tener en cuenta con quien empleamos ese tipo de humor y esto ya depende de adaptarse al umbral del oyente.

Según dice Manel Fontdevila. Dibujante, autor de 'El lado bueno de la valla'

"Antes parecía que éramos más tolerantes. La gente se ha vuelto más conservadora en este sentido", asegura. ¿Limites para el humor negro? "Los de la persona que escucha. Me molesta que siempre vayamos a parar en el buen gusto y lo políticamente correcto. El chiste es un contrato entre emisor y receptor. El que decide si le hace gracia o no es el receptor. Ese es el único límite, que te guste o no".

Briconsejo: Cuando oigas a alguien que empiece una frase diciendo "Yo no soy racista, pero....." agárrate a la silla que seguro esta apunto de soltar un tópico racista de manual, y tal vez sea más racista quien empieza diciendo "Yo no soy racista, pero...." que alguna persona que puntualmente pueda hacer un chiste referente a un negro.

¿Qué te parece esta información? Si te ha gustado esta publicación y no quieres perderte ninguna otra, sigue Trabajo-Social.es a través de Facebook, Twitter o Google +. ¡Si te parece interesante para otros recomiendalo a tus amigos a través de los botones de redes sociales! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario