Vulnerabilidad y exclusión. ¿Cómo se pasa de una situación de vulnerabilidad a la exclusión?


La vulnerabilidad seria una situación de desamparo o carencia, que produce que una persona en un momento determinado se vea afectada o indefensa para enfrentar o reaccionar a algunas situaciones en ese momento determinado. Estas carencias pueden estar relacionadas con: el sistema de educación, cultura, trabajo, salud, etc. Así pues la vulnerabilidad se podría considerar como una condición social de riesgo, de dificultad, que inhabilita, de manera inmediata o en el futuro, a los grupos afectados o individuos, en la satisfacción de su bienestar, tanto en su subsistencia y calidad de vida.

La exclusión es cuando un grupo de personas o un individuo, viven en una situación al margen de la sociedad. Las causas que pueden generar exclusión social en uno o varios grupos de una sociedad son varias y por lo general implican situaciones de desigualdad y deterioro de las relaciones. Generalmente, las crisis económicas que no se resuelven del todo permiten que cada vez más personas caigan en esa situación en vez de limitar el número. Una de las características principales de la exclusión social es justamente que impide que grupos más o menos importantes de personas no se puedan integrar tanto social como laboral o culturalmente al resto de la sociedad. Así, quedan por fuera de todas las manifestaciones que se establecen bajo los parámetros de Normalidad y deben buscar sus propios medios o recursos para subsistir no sólo económica sino también social y culturalmente.


El modo en cómo se pasa de una situación de vulnerabilidad a la exclusión, por lo general es el cumulo de diferentes factores de vulnerabilidad que tal vez por si solos no causarían la exclusión, pero la combinación de varios hace que en ese momento se pase a una situación de exclusión. En este sentido el concepto de vulnerabilidad refiere a aquella diversidad de situaciones intermedias y al proceso por el cual se está en riesgo de engrosar el espacio de exclusión.

La vulnerabilidad trasciende esta condición proyectando a futuro la posibilidad de padecer la exclusión a partir de ciertas debilidades que se existen en el presente. En su sentido amplio la categoría de vulnerabilidad refleja dos condiciones: la de los “vulnerados” que se asimila a la condición de pobreza, es decir que ya padecen una carencia efectiva que implica la imposibilidad actual de sostenimiento y desarrollo y una debilidad a futuro a partir de esta incapacidad; y la de los “vulnerables” para quienes el deterioro de sus condiciones de vida no está ya materializado sino que aparece como una situación de alta probabilidad en un futuro cercano a partir de las condiciones de fragilidad que los afecte.

Además esto se puede ampliar con un ejemplo gráfico comparando la situación como si fuera una rueda de carreta, la “situación ideal” sería la rueda perfectamente rodando, la “situación de vulnerabilidad” sería si esa rueda le faltara uno de los radios, seguiría girando pero ya habría un problema, mientras que la “situación de exclusión” sería en el caso que faltara mas de un radio en tal caso la rueda dejaría de girar o podría romperse.

¿Qué te parece esta información? Si te ha gustado esta publicación y no quieres perderte ninguna otra, sigue Trabajo-Social.es a través de Facebook, Twitter o Google +. ¡Si te parece interesante para otros recomiendalo a tus amigos a través de los botones de redes sociales! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario